¿Te has cansado de probar dietas que no funcionan? Varios estudios apuntan a una posible solución: el ayuno intermitente. Sin embargo, como siempre que hablamos de dietas o novedades nutricionales, hay que tener cuidado y analizar en profundidad si la opción es adecuada para ti.

dieta ayuno intermitente

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un modelo nutricional que propone agrupar las calorías necesarias en menos comidas e intercalarlas con largos periodos sin ingestas. Como concepto puede parecer una locura, pero varios estudios han demostrado su eficacia para la pérdida de grasas e incluso en la prevención del cáncer.

Ahora bien: el ayuno intermitente requiere una preparación previa, una correcta supervisión por especialistas y un buen reparto de las calorías y los nutrientes en las comidas.

El primer paso para poder realizar ayunos intermitentes sería reducir el número de comidas diarias y pasar a solo tres: desayuno, comida y cena. Poco a poco, a medida que el cuerpo se va acostumbrando, podremos introducir los periodos de ayuno intermitente como tal.

La forma más frecuente de implementar este estilo es el modelo 16/8: 16 horas de ayuno seguidas de 8 horas en las que sí se puede comer. Y todas las calorías de ese día se reparten en esas ocho horas.

Pero hay otros modelos de ayuno intermitente, que prevén hasta 24 o 48 horas sin alimento.

Precauciones sobre el ayuno intermitente

Como siempre, antes de lanzarte a probar un sistema nutricional o una dieta, debes dirigirte a un profesional nutricionista que estudie tu caso concreto y te dé las pautas más recomendables para tus condiciones de salud.

No todas las dietas sirven, no todos los sistemas son adecuados para todas las personas. Sin permiso ni recomendación de un nutricionista, no te lances al ayuno intermitente.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los diferentes estilos de vida y trabajos influyen en la asimilación de los alimentos y en la cantidad de calorías que necesitamos.

Además, los ritmos de metabolismo también varían de una persona a otra. Por tanto, el ayuno intermitente puede no ser tan buena idea, ya que se pueden experimentar mareos o bajones de energía a determinadas horas del día.

Desde Despierta y Entrena te aconsejamos, como siempre, que seas prudente y que te pongas en las manos de nutricionistas titulados. ¡Tu salud está en juego!


Bloggers invitados – Despierta y Entrena

Laura Tejerina
¡Sígueme!

Laura Tejerina

Fundadora at Despierta y Entrena
Profesional del fitness y la comunicación, apasionada del deporte y enamorada de Despierta y Entrena.
¡Acompáñame en esta gran aventura de entrenamiento y bienestar!
Laura Tejerina
¡Sígueme!