Si quieres mantener tu ritmo de entrenamiento durante todo el año, sin importar las condiciones climáticas, es importante que tengas en cuenta algunos consejos para abrigarte bien en invierno. Si vas a salir a correr en estos meses, te ayudamos para que te protejas del viento, la lluvia y las bajas temperaturas. ¡Descubre cómo abrigarte para poder correr con frío!

correr con frío en invierno – blog despierta y entrena

Correr con frío: abrígate bien, pero no te pases

Una “regla de oro” para abrigarse para correr con frío es que hay que ponerse ropa pensando en una temperatura 5 grados superior a la que hay en realidad. Es decir, si el termómetro marca 8 ºC, abrígate como si la temperatura fuera 13 ºC.

Esta regla puede servirnos como una referencia sencilla y bastante útil, ya que al correr empezamos a sudar y el cuerpo siente mucho más calor que si estuviera quieto.

Sin embargo, también hay que considerar las condiciones meteorológicas específicas del lugar donde vayas a entrenar, como el viento, la lluvia o la nieve, además de la sensación térmica.

Buenos accesorios para correr con frío en invierno

Hay muchas prendas de ropa distintas que puedes usar para correr, pero te recomendamos tener estas opciones en el armario para adaptarte bien a las condiciones de más frío:

  • Protege tu garganta con una braga que envuelva el cuello, cubre tus orejas con un gorro o unas orejeras específicas para running, y ponte guantes si los necesitas. Si durante el entrenamiento estos accesorios “te sobran”, simplemente quítatelos y guárdalos en el bolsillo.
  • Mantén tus pies calientes con calcetines de invierno, pero no abuses de las capas: los calcetines térmicos pueden resultar excesivos en algunas circunstancias y harán que los pies suden más, aumentando el riesgo de que aparezcan ampollas en entrenamientos largos.
  • Elige bien el tipo de pantalones: puedes utilizar mallas, o pantalones largos de chándal, o incluso pantalones cortos. Mientras los pies estén bien abrigados, nuestro consejo es que adaptes esta parte de tu indumentaria a la sensación térmica. Si te dan calor las mallas y te sientes bien corriendo con pantalones cortos, ¡adelante!
  • Para la parte de arriba del cuerpo, escoge con cuidado la prenda que usarás: recurre a un cortavientos si el viento excesivo aumenta la sensación de frío, utiliza también alguna camiseta térmica o ajustada al cuerpo cuando las temperaturas sean muy bajas, y no olvides un chubasquero o una prenda impermeable y ligera para correr bajo la lluvia o la nieve.
  • ¡Cuidado con las deportivas que eliges! Si el suelo está mojado o cubierto de nieve, comprueba si tu calzado resbala antes de salir a correr.

Para evitar problemas de salud, intenta correr a las horas menos frías del día, calienta muy bien antes de comenzar el ejercicio y abrígate rápidamente con más capas de ropa cuando hayas terminado de entrenar.

Si tienes alguna duda más sobre la ropa de abrigo para correr con frío, te recomendamos este interesante post (con infografía incluida) publicado en Meta Running.


Bloggers invitados – Despierta y Entrena

Laura Tejerina
¡Sígueme!

Laura Tejerina

Fundadora at Despierta y Entrena
Profesional del fitness y la comunicación, apasionada del deporte y enamorada de Despierta y Entrena.
¡Acompáñame en esta gran aventura de entrenamiento y bienestar!
Laura Tejerina
¡Sígueme!