Está muy cerca la Semana Santa y seguro que estás preparando un viaje largo para disfrutar de esos días libres. Te contamos cómo evitar que tu cuerpo sufra mientras viajas en avión o coche. ¿Qué puedes hacer para evitar problemas de salud en viajes largos?

 viajes largos – blog despierta y entrena

¿Qué le sucede al cuerpo en un viaje largo?

Si realizas un viaje largo en coche, tren o avión, tu cuerpo estará durante mucho tiempo en la misma postura, la circulación sanguínea en tus miembros inferiores será más lenta y esto producirá una hinchazón. Podrás notar este efecto si te has quitado el calzado: cuando intentes volver a ponerte los zapatos, ya no entrarán con la facilidad con la que salieron.

Los hombros también sufren los efectos de la inactividad y tienden a contraerse, produciendo estrés al acortar el espacio interno de los pulmones. Esto también provoca tensión y dolor en el cuello. ¿Te suenan estos síntomas? Pues hay más…

El sistema digestivo se ralentiza debido al aplastamiento prolongado al que está sometido durante las horas que lleves sentado.

En el caso de los viajes largos en avión, los cambios de presión en la cabina en el despegue y aterrizaje pueden agravar las enfermedades o las condiciones que tengas en ese momento, como la sinusitis, la cirugía abdominal o los problemas respiratorios. Consulta a tu médico antes de viajar.

La molestia más común en viajes con cambio de altitud es el taponamiento de los oídos. Es una sensación muy molesta, pero se puede solucionar con una exhalación manteniendo la nariz y la boca cerradas.

¿Cómo remediar los efectos negativos de los viajes largos en el cuerpo?

Si vas a viajar en avión y el vuelo dura más de 8 horas, lo mejor que puedes hacer es programar una caminata por los pasillos cada 3 horas. Este paseo puede durar entre 5 y 10 minutos y se puede acompañar perfectamente con un estiramientos de brazos. También puedes aplicar estos consejos a los viajes largos en tren.

Si vas a realizar un viaje largo por carretera, se recomienda que el conductor pare a descansar cada dos horas. Este tiempo de descanso se puede aprovechar para hidratarse y relajar las piernas…  Este consejo también se aplica para los pasajeros.

En conclusión, no olvides que en tus viajes largos debes esforzarte para no estar mucho tiempo sentado, y te recomendamos mantenerte hidratad@ y llevar ropa cómoda que no oprima el cuerpo.

¡Disfruta de viajar y haz que tu cuerpo disfrute al igual que tu mente!


Bloggers invitados – Despierta y Entrena

Efraín Sánchez
¡Sígueme!

Efraín Sánchez

Entrenador personal, profesor de natación y de voleibol, fisioterapeuta y quiromasajista especializado en masaje relajante, reflexología podal y masaje de recuperación deportiva.
Efraín Sánchez
¡Sígueme!