La tristeza es una emoción necesaria y cumple su función, pero no debes dejar que te supere y te domine. Toma nota de nuestros pequeños trucos para sentirte mejor cuando estás triste. ¡Estamos seguros de que te engancharán!

 

trucos para sentirte mejor sonríe

Cómo sentirte mejor con pequeñas acciones

Hay momentos en los que la tristeza se quiere apoderar de nosotros y es muy difícil hacerle frente. En estos casos, puedes probar pequeñas acciones sencillas para mejorar tu estado de ánimo.

Recuerda: hay que diferenciar la tristeza de la depresión. Si sientes que estás perdiendo el control y que hay muchos problemas que te superan, acude a un especialista.

1. Sal a la calle

A lo mejor en tu tristeza ha influido que llevas mucho tiempo dentro de cuatro paredes, por exceso de trabajo o porque hace demasiado calor o demasiado frío fuera.

Pero no importa: aprovecha cualquier rato libre y oblígate a salir a la calle para despejar la mente. Si llueve, llévate tu paraguas; si hace frío, abrígate… ¡No hay excusas! Después de un paseo te sentirás mejor.

2. Crea algo con tus manos

Es increíble el poder terapéutico que tienen las manualidades. No solo desarrollarás tu atención plena durante la creación, sino que mejorarás tu autoestima porque sentirás orgullo por tu resultado.

Cose, teje, pinta, colorea, escribe a mano, haz papiroflexia… Decídete por la actividad que más te guste. Solo hay una norma: no juzgues tu resultado. Lo que hayas creado será perfecto porque lo has hecho tú; las palabras “feo” o “desastre” no tienen cabida en la escena.

3. Enciérrate y escucha música

Escápate media hora del mundo que te rodea. Entra en una habitación donde puedas estar a solas, siéntate o túmbate, y escucha tu música favorita con auriculares.

No dejes que ninguna influencia del exterior te moleste: solo escucha y disfruta.

4. Date un masaje en la cabeza

No hace falta gastar un dineral para un masaje. Si tienes mucho estrés, lee nuestro post sobre cómo hacerte un automasaje en cabeza y cuello. ¡Te sentirás mucho mejor!

5. ¡Bailaaaa!

Que no, que no importa si no sabes bailar. No importa si te da vergüenza o si no te apetece. Enciérrate donde nadie te pueda ver, pon música y descarga la tensión de los músculos moviéndote de un lado a otro.

Salta, desliza los pies, agita los brazos… ¡Baila! ¡Te lo puedes permitir!

¿Qué otros pequeños trucos usas cuando estás triste? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!


Bloggers invitados – Despierta y Entrena

Laura Tejerina
¡Sígueme!

Laura Tejerina

Fundadora at Despierta y Entrena
Profesional del fitness y la comunicación, apasionada del deporte y enamorada de Despierta y Entrena.
¡Acompáñame en esta gran aventura de entrenamiento y bienestar!
Laura Tejerina
¡Sígueme!