¡Dejar de fumar es posible! Ya hay muchos valientes que pueden narrar la historia de cómo vencieron su dependencia al tabaco, otros se están planteando dejar de fumar y otros se encuentran en el proceso de decirle adiós para siempre al hábito de sostener un cigarrillo en la mano. Coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco, te damos algunos consejos y muchas razones para dejar de fumar.

fumar

Dejar de fumar está en tus manos

Cada día aumenta, en España y en el mundo, el número de personas orgullosas de ser ex fumadoras. Todos coincidirán en que no ha sido algo fácil y que muchas veces la tentación de recaer ha estado latente… Pero el resultado merece la pena.

El tabaquismo es un problema muy extendido en nuestra sociedad actual y cada vez la edad de iniciación es más temprana, a pesar de toda la información disponible sobre los riesgos del tabaco. Lo ideal sería nunca convertirse en fumadores o, si ya hemos caído en este mal hábito (por problemas afectivos, ansiedad o porque somos “fumadores sociales”), tomar la decisión de dejarlo pronto y para siempre.

Y cuidado con los falsos mitos que circulan sobre el tabaco de liar: no es menos dañino y no es más fácil de dejar.

Según las conclusiones de un estudio publicado en 2011 por el Centro de Investigación y Control de la Calidad del Instituto Nacional de Consumo, el tabaco de liar puede llegar a contener hasta el 70% más de nicotina de lo permitido en los cigarrillos convencionales, hasta el 85% más de alquitrán y el 84% más de monóxido de carbono.

Pasos para dejar de fumar

Cada persona es distinta, y la forma, tiempo y resultado del proceso de dejar de fumar variará mucho de unos a otros. Pero lo que si será igual es el primer paso: tomar la decisión de dejar de fumar. 

Puedes tomar esta decisión empujad@ por:

  • La familia: cuando hay una o más personas que consumen tabaco en el núcleo familiar, los no fumadores sufren los efectos y se convierten en fumadores pasivos. Los más afectados por este problema son los niños.
  • La economía: en España el gasto en tabaco de una persona fumadora al día es de 6 euros de media. Multiplicados por los días del año, dan la friolera de 2190 euros. Eso equivale a más de dos salarios mensuales o un espectacular viaje para dos personas.
  • Salud: el tabaco afecta a la vías respiratorias y daña al resto del cuerpo. Falta de aire, agitación, cansancio, mal aliento, dedos y dientes amarillentos, tumores y cáncer son algunas afecciones que puede traer el tabaco a tu vida.

Una vez empujad@ por alguno de estos motivos, los siguientes pasos que debes seguir (no necesariamente en este orden) son:

  • Deshazte de todo el tabaco que poseas: no dejes guardado ni uno solo “por si hay una emergencia”.
  • Limpia la casa, el coche y el lugar de trabajo de cenizas, usa ambientadores para cambiar el olor, y limpia las paredes y suelos. Las toxinas permanecen en el ambiente y en los tejidos hasta 3 semanas después haber fumado el cigarrillo.
  • Coméntale a personas en las que confíes que estás dejando de fumar, para que encuentres en ellas un apoyo y alguien que pregunte por vuestros avances.
  • Aléjate de las “fuentes de tentación”, como reuniones donde sepas que habrá personas cercanas fumadoras.
  • Cambia tu rutina diaria: desplázate al trabajo de un modo distinto (por otro camino, o con otro medio de transporte) y camina más o usa la bicicleta.
  • Bebe mucha agua y busca asesoramiento para una alimentación más sana.

¡Ánimo! ¡Tú puedes dejar de fumar!


Bloggers invitados – Despierta y Entrena

Efraín Sánchez
¡Sígueme!