Tanto si acabas de retomar el ejercicio como si te cuesta “domar tu cuerpo” durante la pandemia, tenemos unos consejos que pueden ayudarte a volver a ponerte en forma. ¡Y recuerda que siempre hay que hacer el proceso poco a poco!

Volver a ponerte en forma: qué debes tener en cuenta

Antes de iniciar un proceso de excesos, con dietas restrictivas y ejercicio extremo (lo que puede acabar en un síndrome de sobreentrenamiento), es importante reflexionar sobre por qué quieres introducir cambios en tu vida.

En Despierta y Entrena nos gusta mucho esta expresión:

entrena tu cuerpo porque lo amas despierta y entrena

Es el resumen perfecto de nuestra filosofía, ya que defendemos la importancia del ejercicio físico desde una perspectiva de bienestar y de salud integral: cuerpo-mente-alma ❤️

Tristemente, muchas personas que deciden “volver a ponerse en forma” lo hacen después de largos periodos de descuido, a veces desde una situación de sobrepeso y con carencias de autoestima asociadas a ello.

De este modo, el intento de volver a la forma física anterior se convierte en un proceso obsesivo, de “tortura” para el cuerpo desde una posición casi de desprecio.

“No me gusta cómo me veo con tripa, tengo que quemar esa grasa YA”… ¿Te suena?

Por las fuertes presiones sociales y los cánones de belleza impuestos desde fuera, tendemos a castigarnos por no cumplir los estándares, y queremos ponernos en forma para salir de esa situación, en lugar de buscar el verdadero beneficio, relacionado con la salud.

Si quieres volver a ponerte en forma, hazlo desde una perspectiva de amor, autoestima y aceptación: tu cuerpo se merece estar mejor porque es el lugar en el que vives. Por tanto, hay que alimentarlo con comida saludable, ejercitarlo para que se llene de vida, y fortalecerlo para prevenir posibles enfermedades o lesiones.

Cinco consejos para volver a ponerte en forma

Sabiendo todo lo que hemos mencionado antes, es momento de hablar de consejos concretos que te ayudarán a volver a ponerte en forma:

volver a ponerte en forma

  1. Para empezar, elige actividades que te gusten. Si el ejercicio que más disfrutas es bailar, saca tiempo para bailar todos los días. Utiliza tus actividades físicas favoritas para retomar el hábito del ejercicio.
  2. Apuesta por la variedad. Introduce poco a poco actividades nuevas, hasta que crees un programa variado que combine trabajo aeróbico, de fuerza, postural y respiratorio.
  3. Asesórate por expertos. Tendrás muchas más probabilidades de éxito si te dejas asesorar por expertos del ejercicio físico y de la nutrición. Así harás el tipo de entrenamiento que mejor se adapta a tus necesidades y aprenderás a alimentarte de manera equilibrada y cuidando tu organismo.
  4. Descansa. Si incrementas tu ritmo de entrenamiento, el cuerpo necesitará cuidados especiales para adaptarse a la nueva rutina. Respeta tus horas de sueño por la noche y alterna días de entrenamiento intenso con otros más suaves para garantizar el descanso que necesitan tus músculos.
  5. Celebra tus éxitos. Regálate algo o date un capricho cada cierto tiempo a medida que vas progresando. Por ejemplo, si completas 15 días seguidos de ejercicio y alimentación saludable, puedes celebrarlo comprando un llavero para tu colección, o tomando un café en tu cafetería favorita…

Y recuerda: en Despierta y Entrena estamos disponibles para ayudarte en tu proceso de volver a ponerte en forma. ¡Consulta nuestros servicios de entrenamiento y bienestar!

Laura Tejerina
¡Sígueme!