Avanza el mes de julio y sigue apretando el calor en el Hemisferio Norte… La hidratación, tan importante para la salud durante todo el año, se convierte en una prioridad incuestionable con la llegada del verano. Para ayudarte a mantener tu cuerpo en forma y preparado para la actividad física, hemos preparado una serie de consejos para hidratarte mejor este verano.

Consejos para hidratarte mejor este verano – Blog Despierta y Entrena

¿Por qué necesitas hidratarte mejor en verano?

Durante los meses de verano, el calor nos hace sudar mucho más, y la pérdida de líquido y sales es todavía más exagerada si hacemos ejercicio. Es fundamental mantener unos niveles de hidratación adecuados siempre, pero en verano resulta un poco más difícil porque cualquier descuido afecta mucho más que en otras épocas del año.

Consejos para una buena hidratación

El primer consejo que deberías tener en cuenta para hidratarte mejor es no esperar nunca a tener sed. La sed es una respuesta del organismo ante la deshidratación, por lo que, si la sientes, “ya es demasiado tarde”: te estás deshidratando. Lo ideal es que tengas siempre a mano, en tu espacio de trabajo o en tu lugar de ocio, una botella de agua lista para consumir, y que vayas bebiendo unos sorbos cada 30-40 minutos (como mucho, cada 60 minutos). Puedes configurar alarmas o recordatorios en el móvil si se te olvida beber con regularidad.

El siguiente consejo fundamental es que evites hacer ejercicio en las horas de más calor. Esto es especialmente importante si vas a entrenar al aire libre, ya que el sol en las horas centrales del día se convierte también en un gran enemigo por otros motivos: aumenta el riesgo de quemaduras en la piel, puede provocar insolaciones…

Y el último gran consejo es que recurras a la variedad, y que lo hagas de una forma sana. No se trata solo de beber agua (tu cuerpo también necesita recuperar los electrolitos perdidos en el ejercicio), pero tampoco es recomendable que te lances a consumir bebidas para deportistas o refrescos: muchos tienen mucho azúcar o elementos poco deseables. Piensa otras maneras de recuperar lo que has perdido desde una dieta sana y equilibrada: prepara batidos y zumos de frutas, tes e infusiones –puedes dejarlos enfriar en la nevera– o come la fruta entera directamente (algunas como la sandía tienen  mucho líquido).

Ante cualquier duda, recuerda que es recomendable que consultes a un experto en nutrición que pueda ayudarte a buscar la manera más adecuada de controlar los niveles de hidratación de tu cuerpo. Y si se te da bastante bien y quieres innovar, nuestra amiga María José organiza talleres de batidos saludables para el verano en Madrid (hay nuevas fechas disponibles).

¡Sígueme!

Laura Tejerina

Fundadora at Despierta y Entrena
Profesional del fitness y la comunicación, apasionada del deporte y enamorada de Despierta y Entrena.
¡Acompáñame en esta gran aventura de entrenamiento y bienestar!
Laura Tejerina
¡Sígueme!