En la Semana de la Ciencia 2020, hemos reivindicado la importancia del yoga en el ámbito educativo. Se trata de una disciplina de desarrollo integral que permite a los alumnos desarrollar su inteligencia corporal, su inteligencia emocional y su capacidad de atención plena.

Yoga, mindfulness e inteligencia emocional en las aulas

En Despierta y Entrena tuvimos el placer de participar en la programación de actividades de la Semana de la Ciencia 2020, ofreciendo un taller teórico-práctico sobre yoga, inteligencia emocional y mindfulness en las aulas.

Este tema refleja nuestro interés por el bienestar desde una perspectiva compleja y combinada. Respaldamos la definición de salud de la OMS, que se refiere al “completo estado de bienestar físico, mental y social”.

En el ámbito educativo, apostar por esta definición de salud supone invitar a los alumnos a que descubran las posibilidades del cuerpo y de la mente, para que logren un desarrollo integral y alcancen vidas plenas.

Dentro de ese desarrollo integral, el cultivo de las habilidades emocionales es fundamental para poder desenvolverse con éxito en los distintos ámbitos de la vida. Al fin y al cabo, capacidades como la empatía, la atención consciente o la gestión del estrés conducen a mejores resultados académicos y laborales y a relaciones interpersonales más sanas.

yoga y meditación en las aulas despierta y entrena

El yoga en el ámbito educativo: una herramienta multidisciplinar

En nuestro taller en la Universidad Antonio de Nebrija expusimos las posibilidades del yoga como herramienta para el desarrollo de la conciencia corporal y de las habilidades emocionales.

Numerosas estrategias relacionadas con la práctica de yoga y de mindfulness se pueden aplicar en el ámbito educativo, tanto en Educación Física como en otras disciplinas, e incluso mediante programas aplicados a nivel global en los centros educativos.

A día de hoy, existen numerosas iniciativas puestas en marcha en diferentes países y que apuestan por este tipo de desarrollo integral, para que los niños y adolescentes tengan cada vez más herramientas de crecimiento.

Así, por ejemplo, podemos mencionar Mindful Schools, Treva, Crecer Respirando, Respira Colombia, o Escuelas Despiertas, entre otros muchos.

No obstante, hay dos aspectos clave para que estas iniciativas tengan éxito: por un lado, deben implicar a todos los miembros de la comunidad educativa (profesores, padres, equipo psico-pedagógico, etc.); por otro, deben ponerse en marcha desde el conocimiento profundo de las materias.

Por eso es importante que los educadores profundicen en sus formaciones, buscando cursos multidisciplinares sobre yoga, atención plena e inteligencia emocional en las aulas.

Entre todos tenemos la responsabilidad de formar a las generaciones futuras y de contribuir a su desarrollo integral, para que puedan desenvolverse con éxito en la vida adulta 🙂

Laura Tejerina
¡Sígueme!