Yoga con cabras, con gatos, con perros… Las propuestas para practicar yoga con animales se extienden. ¿Es una moda pasajera o una propuesta diferente que ha venido para quedarse?

¿Qué es el yoga con animales y en qué se basa su práctica?

El yoga con animales consiste en realizar sesiones enteras de yoga físico (asanas), respiraciones (Pranayama) y meditación en compañía de uno o más animales que se pasean libremente por los alrededores.

Quienes tienen mascota saben muy bien el reto (y la diversión) que puede suponer practicar yoga en casa con un perro o un gato. Pero… ¿cómo es practicar una sesión grupal en un espacio lleno de animales?

yoga con animales en casa

Lógicamente, puede haber muchos beneficios emocionales al convertir la sesión en un espacio lúdico de contacto con la naturaleza y con otros animales. No obstante, habría que preguntarse hasta qué punto estas propuestas modernas occidentales desvirtúan el concepto del yoga tradicional…

Por otra parte, en este tipo de sesiones también se suele perseguir un objetivo de concienciación sobre animales abandonados esperando adopción, o sobre el cuidado del medio ambiente.

Algunas propuestas curiosas de yoga con animales

yoga con animales perros

¿Has practicado alguna modalidad de yoga con animales? A continuación vamos a repasar las más comunes hoy en día.

Yoga con gatos

En los cafés con gatos y otros espacios dedicados al cuidado y la promoción de la adopción de gatos, no es difícil encontrar sesiones de yoga con estos felinos.

Probablemente, la parte más divertida de practicar yoga con gatos es que estos animales tienden a “subirse” encima de cualquiera: les gusta trepar aprovechando cualquier “asana” que deje tu espalda disponible.

Yoga con perros

También conocido como dog yoga o simplemente Doga, esta práctica apuesta por el mejor amigo del hombre: nuestras mascotas adorables y juguetonas. Los perros siempre tendrán ganas de jugar en las esterillas, pedir mimos y perseguirse entre ellos, aunque dejan otros momentos más divertidos 😂

Yoga con cabras

El yoga con cabras es un poco diferente, ya que se suele practicar al aire libre (granjas u otros espacios donde cuiden cabras).

Las cabras también querrán trepar por todas partes y se moverán libremente, volviendo la clase mucho más divertida (pero también, más difícil de realizar).

Yoga con conejos

Otra curiosa tendencia en el mundo del yoga con animales es la práctica con conejos. En un estudio de yoga de Canadá propusieron estas clases para concienciar sobre el abandono de mascotas y para apoyar a un refugio local de conejos.

El principal inconveniente del yoga con conejos es que los animalitos van dejando bolitas de excrementos por todas partes 😂

Laura Tejerina
¡Sígueme!